Consejos para preparar la merienda escolar

Se inicia una nueva etapa escolar y todos los padres de familia están ocupados con la lista de útiles y uniformes, sin embargo un factor muy importante de estos preparativos tiene que ver con la merienda escolar, porque de una buena alimentación depende el crecimiento y el óptimo rendimiento académico de los chicos.

0
281

Denominamos merienda escolar a los alimentos que ingieren los niños mientras están en horario escolar. Podría ser la media mañana para los niños que asisten a la mañana, o la media tarde para los niños que van al colegio por las tardes. En ambos casos son generalmente colaciones es decir no reemplazan ni al desayuno ni a la merienda.

Para que una merienda se considere saludable debe estar compuesta por alimentos nutritivos que aporten nutrientes y energía a los niños; no deben contener alimentos con alto contenido de azúcares, grasas malas, sodio, conservantes, colorantes y químicos. Deben primar los alimentos naturales, de buena calidad y sobre todo en la porción justa, porque no sustituyen las comidas principales.

Un merienda nutritiva debe estar compuesta por:

Frutas-verduras: se recomiendan enteras con cáscara y pulpa para aprovechar las vitaminas, minerales y las fibras; también se pueden ofrecer en forma de jugos naturales.

Cereales: aportan energía necesaria para que los niños realicen sus actividades diarias (físicas y mentales), y favorecen el crecimiento y desarrollo óptimos.

Lácteos: aportan proteínas de buena calidad y calcio, necesarios para el mantenimiento de huesos y dientes fuertes y sanos.

Agua: es fundamental ofrecer siempre agua a los niños y así reducir el consumo de jugos envasados, jugos en polvo o gaseosas que no aportan nutrientes y tampoco hidratan.

A la hora de armar las loncheras y preparar las meriendas es importante cuidar algunos aspectos:

La limpieza de los contenedores de comidas: bolsos, merenderos o el táper deben ser higienizados diariamente.

La higiene de manos: antes de preparar las meriendas lavarse correctamente las manos para evitar cualquier contaminación que pueda luego desencadenar en alguna enfermedad o infección en los niños.

Conservación de alimentos: asegurarse de que los alimentos estén bien envueltos en bolsas plásticas reutilizables o contenedores herméticos que impidan el contacto del alimento con el exterior, así como también en caso de ofrecer alimentos que requieran refrigeración (como queso, yogures, leche) utilizar merenderos con aislantes térmicos.

La merienda escolar debe estar adecuada tanto a la edad de los niños como a su estado nutricional. Los niños tienen distintos requerimientos de energía, proteínas y demás nutrientes, según la etapa del desarrollo en la que se encuentren. Por este motivo, las porciones deben ajustarse a cada uno.

El Plato de Alimentación

El plato de alimentación es una herramienta que utilizamos para controlar las porciones justas de cada grupo de alimento y para asegurarnos de aportar todos los nutrientes en cada comida.

El plato saludable está compuesto por:

Proteínas: incluyen las carnes, huevos, legumbres.

Carbohidratos: incluyen los cereales, panificados, harinas, tubérculos.

Vegetales: incluyen las verduras, hortalizas; crudas o cocidas.

La merienda escolar debe incluir grupos de alimentos del plato saludable. Como los lácteos, que aportan las proteínas; los cereales, que forman parte del grupo de los carbohidratos y aportan energía y fibras; y las frutas y verduras que aportan vitaminas, minerales y fibras.

La falta de tiempo de los padres o encargados es un factor a tener en cuenta a la hora de preparar la merienda de los niños. Muchas veces, optan por alimentos o snacks que no son saludables pero si prácticos. Afortunadamente, hoy en día el mercado nos ofrece mejores opciones, por lo tanto, a la hora de elegir alimentos envasados preferir aquellos que contengan poca cantidad de conservantes y químicos, que sean bajos en azúcar o endulzados con edulcorantes naturales; libre de grasas trans y colesterol. Otro punto a tener en cuenta es el tamaño de estos productos. Se recomienda elegir aquellos que vengan en porciones individuales, de modo a evitar que los niños coman en exceso.

Cantinas saludables

Hace unos años, el Ministerio de Salud ha implementado con éxito el proyecto denominado “Recreo y Cantina Saludable” en varias instituciones, tanto públicas como privadas, eliminando de las cantinas alimentos como frituras, snacks, golosinas, gaseosas e incluso no permiten que los niños lleven de las casas este tipo de alimentos.

En caso de que la cantina del colegio o escuela de sus hijos no ofrezca productos saludables, se recomienda a los padres no facilitarles dinero, ya que es más probable que los niños elijan lo que más les gusta y no lo más saludable.

Los padres tienen el derecho de solicitar a la institución la implementación de cantinas saludables, que ofrezcan a los niños alimentos sanos y a los padres la tranquilidad de que en caso que los niños deban comprar sus meriendas solo tengan opciones saludables.

Siempre es recomendable, antes de empezar las clases, llevar a los niños a consulta con un nutricionista que les pueda asesorar en cuanto a los requerimientos específicos de sus hijos, guiarles en la elección de alimentos basados en la rutina, disponibilidad de tiempo de los padres y adecuarlos a la realidad de cada familia.

OPCIONES DE MERIENDAS SALUDABLES

  • 1 yogur chico con 1 barrita de cereal.
  • Sandwich de 2 rebanadas de pan blanco o integral, lechuga, tomate y 1 feta de queso con 1 vaso de jugo natural.
  • 1 o 2 huevos duros con 1 fruta o jugo natural.
  • Bizcochuelo casero (1-2 rebanadas) con 1 vaso de jugo natural o 1 yogur.
  • 1 paquete individual de galletitas de avena con 1 yogur chico.
  • 10 chipitas con 1 vaso de leche.
  • 1 taza de pororó casero con 1 vaso de jugo .
  • Un puño de frutos secos (maní sin sal, almendras, nueces) con 1 fruta o 1 yogur

Es importante que las meriendas además de contener los nutrientes necesarios, sean variadas. De esta forma evitamos que los niños se aburran y rechacen ciertos alimentos.