¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes es una enfermedad que afecta a muchas personas en diferentes etapas de su vida, y en pocas palabras significa que los niveles de azúcar en la sangre están muy altos. A continuación, la doctora Sonia Yalil, ginecóloga nos explica qué es lo que sucede con la diabetes y el embarazo.

0
633
¿Qué es la diabetes gestacional?
Imagen: CC0 Creative Commons

La diabetes gestacional ocurre cuando la mujer presenta un alto nivel de glucosa en sangre al quedar embarazada sin haber padecido nunca antes la enfermedad. Afecta entre el 3 al 12% de las mujeres gestantes y se origina porque el páncreas no puede producir toda la insulina necesaria para convertir la glucosa en energía y el nivel de azúcar en sangre sube. A esto se lo denomina hiperglicemia.

¿Cómo saber si la padezco?

Toda mujer al inicio del embarazo debe realizarse análisis de rutina, entre los estudios solicitados se encuentra el de la glicemia (azúcar en sangre). Si este nivel es igual o superior a 100 mg/ dl en dos determinaciones, se diagnostica diabetes gestacional. Otra prueba que se realiza entre la semana 24 y 28 (momento en el cual comúnmente aparece), es el test de tolerancia oral a la glucosa. Se extrae sangre en ayunas para determinar la glicemia .La paciente ingiere una bebida que contiene 75 gr de glucosa y después se toman nuevas determinaciones de glicemia, a los 60 minutos y a los 120 minutos. Si después de 2 horas de haber ingerido la glucosa esta se mantiene en niveles igual o superior a 153mg/ dl, el diagnóstico será diabetes gestacional. Aquellas mujeres con factores de riesgo pueden realizarse este estudio antes de la semana 24 y repetir después de la semana 32 si el resultado ha salido negativo, pero la paciente tiene factores de riesgo.

Usted puede sospechar de diabetes gestacional si presenta:

  • Aumento de sed y hambre
  • Micción frecuente
  • Visión borrosa
  • Mayor cansancio o fatiga de lo usual
  • Infecciones vaginales y urinarias frecuentes
  • Aumento de peso mayor al establecido para la edad gestacional
  • Náuseas, vómitos.

Posibles consecuencias de la diabetes gestacional:

Para la madre:

  • Desarrollar preeclampsia durante el embarazo. Si la presión sube y no es tratada es potencialmente mortal
  • Padecer diabetes en años posteriores al embarazo
  • Volver a presentar diabetes gestacional en embarazos posteriores

En el embarazo:

  • Macrosomias fetales (exceso de tamaño) pudiendo también ocasionar restricción del crecimiento intrauterino (fetos de bajo peso)
  • Prematuridad
  • Muerte fetal intrauterina

Para el bebé:

  • Al nacer: Riesgo de hipogliemia, problemas respiratorios, dificultad para mantener la temperatura corporal, náuseas y vómitos, mayor riesgo de ictericia neonatal
  • Más adelante y en la vida adulta: Tendencia a la obesidad, dislipidemia y diabetes.

Tras el parto, ¿la diabetes desaparece?

Terminado el embarazo es importante realizar una reevaluación del metabolismo hidrocarbonado; solicitando una prueba de sobrecarga oral a la glucosa seis semanas post parto, después de haber cesado el tratamiento con insulina.

El resultado puede ser:

Normal, y en este caso un 50% de posibilidades de repetir diabetes gestacional en el próximo embarazo, y también un mayor riesgo de padecer diabetes mellitus en el futuro.

Patológico, en cuyo caso presentará intolerancia a la glucosa, o diabetes mellitus.

La embarazada puede disminuir el factor de riesgo de padecer diabetes siguiendo una alimentación adecuada y equilibrada, mantenerse en un peso saludable y practicar ejercicio de forma moderada.

El tratamiento tiene como propósito mantener un nivel de glucosa sanguínea equivalente al de las embarazadas sin diabetes gestacional, incluyendo: dieta especial, programación de actividad física, pruebas diarias de glucosa y farmacológico utilizando insulina. Este es multidisciplinario, requiriendo del tratamiento con el ginecólogo, endocrinólogo y nutricionista.

«Un estilo de vida saludable disminuye la posibilidad de padecer diabetes gestacional. Es fundamental prevenir y tratar la obesidad previa al embarazo debido a que es el único factor de riesgo para la diabetes que se puede modificar».


Dra. Sonia Yalil | Ginecóloga | Reg. N° 4396

Valora este artículo