Recomendaciones médicas para los hijos en su vuelta al colegio

Comienzan las clases, y tanto los chicos como los padres deben acoplarse a la rutina escolar. Las instituciones educativas cada año como parte de sus requisitos solicitan una ficha médica con la firma autorizada por un pediatra. Allí es donde los padres se ven obligados a acudir al médico a fin de realizar dichos estudios y chequeos pertinentes. Pero, ¿cuáles son realmente los chequeos que deben realizarse los chicos en edad escolar? Para contestar esta pregunta conversamos con el profesor doctor Mateo Balmelli, pediatra.

0
522
Recomendaciones pediatría-Asismed

Recomendaciones

Es deber de los padres llevar a sus hijos a controles rutinarios desde temprana edad. Esto los ayudará a descubrir o prevenir cualquier problema de salud que pueda presentarse con el correr de tiempo. No obstante, cuando un niño ingresa al campo educativo por primera vez, necesariamente debe conocerse el historial médico del mismo, sobre todo, si existe alguna predisposición genética familiar.

Aquellos chequeos y estudios médicos que solicitan algunos colegios como parte de sus requerimientos  para el ingreso son meramente documentarios, pues no deben exigirse estudios auxiliares  para la realización de actividades cuyo nivel demandado es solamente  recreacional y  educacional (de aprendizaje). Este pedido está totalmente en contra de las normas de salud, incluso internacionales como lo dicta la Sociedad Americana de Pediatría.

Estas son las recomendaciones que los padres deben en cuenta:

  • A la hora del chequeo médico se deben constatar los antecedentes familiares y personales y el examen físico completo. Normalmente, las instituciones educativas incorporan este requisito a la hora de habilitar a los alumnos para la realización de la materia de Educación Física.
  • El objetivo de la revisión médica es verificar si el alumno es apto o no para hacer ejercicios físicos o si los debe realizar bajo ciertas restricciones. Esta evaluación debe efectuarse por lo menos una vez al año en la consulta pediátrica.
  • También es importante tener en cuenta que las actividades de Educación Física deben realizarse en horarios adecuados donde los niños no estén tan expuestos a altas temperaturas. Igualmente, se recomienda beber agua constantemente para mantener la hidratación.
  • Los estudios como análisis, electrocardiograma y otros, solo se requerirán en caso que el profesional médico considere necesario, ya que las actividades físicas que se realizan en escuelas y colegios no son de alta competición.
  • La inspección médica es importante en todas las etapas de la vida. A través de ella se puede identificar factores de riesgo, o contar con un diagnóstico precoz respecto a problemas de salud, malformaciones, afecciones cardiacas, entre otros.
  • Otro punto importante es tener la libreta de vacunación al día de acuerdo a la edad del niño.
  • Hábitos alimentarios: El pediatra deberá recomendar a los padres conversar con sus hijos acerca de los buenos hábitos de alimentación antes de la vuelta a clases. Elegir siempre alimentos saludables o preparados en casa son la mejor opción.
  • Descanso: También se recomienda descansar lo suficiente para mantener una buena energía al día siguiente.
  • Hábitos de convivencia social: El pediatra también debe recomendar a los padres conversar con sus hijos sobre temas a los cuales podrían exponerse como ser: vicios, consumo de drogas, alcohol, entre otros. En casos que se encuentren falencias, el profesional aconsejará mediante el diagnóstico cual será el tratamiento a seguir.

Si un niño ya se encuentra en etapa escolar y demuestra signos de alerta como dolor de cabeza, mareos, dificultad para ver y/o escuchar, hay que prestar atención. En estos casos si será recomendable someterlo a estudios auditivos y oftalmológicos.

Todos estos puntos citados forman parte de la medicina preventiva

Actividades que necesitan otros estudios

Los que practican ejercicios de alto rendimiento (corredores, maratonistas, nadadores, futbolistas) requieren igualmente de un control previo, pero con estudios más específicos en los que se incluyen: electrocardiograma, ecocardiograma y ergometría.

Lo que dice el Ministerio de Salud

Según Resolución Ministerial N° 8 y de acuerdo a la Ley N° 1680/ 01 en su Art. 13: El chequeo médico de los niños y adolescentes será de carácter obligatorio en las instituciones educativas, por lo que los profesionales de la salud se encuentran obligados a prestar el servicio de manera gratuita en las instituciones públicas.

La actividad física en la niñez y la adolescencia fomenta un estilo de vida saludable, determina un mejor desarrollo físico, previene las enfermedades relacionadas con el sedentarismo, y estimula la maduración psicomotriz y la motricidad fina, mejorando el rendimiento.

Si durante la práctica de actividad física el niño manifiesta algún malestar:

  • mareos,
  • palpitaciones,
  • jadeo,
  • coloración azulada en los labios u otro síntoma,

es indicio que definitivamente no se encuentra bien y precisa atención médica inmediata. En ese momento debe suspender la práctica y ser trasladado al servicio de salud para recibir asistencia. La evaluación lo debe realizar un pediatra.

(https://www.mspbs.gov.py/)

Tenga en cuenta que un buen chequeo médico completo es suficiente para la ficha del niño, no así otros estudios auxiliares que solo deberán realizarse si el caso lo amerita o existan otras condicionantes o antecedentes previos.


Médico Mateo Balmelli